McKinsey publica cada tres meses una encuenta global sobre expectativas económicas, basada en encuestas realizadas entre empresas de diferentes sectores y tamaños en las distintas geografías en las que opera.

Los resultados de la última encuestra realizada en Marzo de 2018, dejan bien a las claras que los países emergentes ven con más claridad que los próximos seis meses sus economías tienen perspectivas favorables.

Llama la atención la preocupación de los norteamericanos por sus perspectivas económicas, mientras que Europa básicamente ve lo que queda de año igual o un poco mejor de lo que ha sido hasta ahora.

Una revisión de las últimas encuestas, muestra que la brecha de percepciones entre economías emergentes y desarrolladas va creciendo: las primeras lo ven cada día más claro, y las segundas, cada día más oscuro. Es el mundo que viene: la globalización ha dado la vuelta a la tortilla, y hemos dejado de ser los que tienen la sartén por el mango.

El mundo que viene…