EUSTAT ha actualizado esta semana la estadística de los saldos migratorios de la Comunidad Autónoma y los Territorios Históricos.

Tras el fuerte descenso experimentado en los años de crisis, en los que Bizkaia incluso llegó a tener un saldo migratorio negativo, se van recuperando las cifras positivas, que empiezan a aproximarse a los máximos niveles pre-crisis.

El saldo positivo se presenta sobre todo en los movimientos internacionales (5.422 personas), con 1.202 personas procedentes de América Central y Caribe,  2.380 de América del Sur y 1.111 de África (744 de Marruecos). Contrasta con el saldo negativo con los países avanzados de Europa (Alemania o Francia).

Con el resto de Comunidades Autónomas, el saldo total es prácticamente neutro (70 personas), aunque de nuevo aparecen saldos positivos con las Comunidades Autónomas menos dinámicas, y saldos negativos con Madrid (-239) y Catalunya (-196).

No se han actualizado los datos correspondientes a los niveles de titulación de las personas emigrantes e inmigrantes, un dato que sería interesante para profundizar en estos flujos.