Sin que haya tenido apenas repercusión, el INE ha actualizado ayer las cuentas de las Administraciones Públicas del Estado hasta 2017 (Administraciones Central, Autonómicas, Corporaciones Locales y Seguridad Social).

Tres gráficos ayudan a entender la evolución reciente, y la preocupante evolución futura…

Por una parte, aunque los gastos se han contenido en los últimos años, y los ingresos se han ido recuperando, el déficit no se termina de cerrar, y aumenta la deuda pública cada año.

El segundo gráfico recoge la evolución de dos de las partidas de gasto. El gasto de la plantilla pública ha recuperado ya los niveles pre-crisis, y de mantener la tendencia lo superará. Los intereses de la deuda pública se han reducido, no porque se haya reducido el total de dicha deuda, sino gracias a los tipos de interés que el Banco Central Europeo ha mantenido artificialmente bajos. Una situación que empezará a cambiar a finales de este año…

El último gráfico recoge la evolución del número de asalariados públicos y perceptores de pensiones de jubilación en el conjunto del Estado. Sin duda dos colectivos muy relevantes, que cada vez representarán una proporción mayor del conjunto de la población…