Esta semana se han publicado los últimos datos del “Purchase Managers Index” (PMI), que se ha demostrado como uno de los indicadores avanzados de actividad que mejor predice el comportamiento futuro de la economía.

Se construye por encuesta a los Directores de Compras de las empresas, de forma que cuando están comprando más que el mes anterior (indicador por encima de 50) eso lleva asociado que los pedidos están aumentando, y en el siguiente período la actividad de esas empresas crecerá. Si compran menos (por debajo de 50), eso indica una reducción en las carteras de pedidos, que acabará inexorablemente en bajadas de producción.

Europa y España (no hay datos por Comunidades Autónomas) siguen por encima de 50, y eso quiere decir que la economía se mantiene en crecimiento.

Sin embargo, las gráficas reflejan una tendencia de descenso en los últimos meses, particularmente en la industria, que refleja esa desaceleración de la que se están haciendo eco muchos economistas. Como no hay factores coyunturales que la expliquen, la información del PMI nos lleva a pensar que el ciclo económico sigue su curso, y ahora toca la parte de caída (que será seguida por otra de recuperación, y volver a empezar…).

Queda por ver si rebota antes de pasar a números rojos, o la profundidad y duración de estos si se alcanzan. Habrá que estar atentos a las señales del PMI en Halloween…