Este 28 de Febrero, el Concierto Económico Vasco cumplirá 140 años de vida, desde su primera aprobación en 1878. Es un buen momento para recordar a este gran desconocido de la sociedad vasca, y que sin embargo ha sido en estas últimas décadas, desde la restauración de la democracia, un pilar fundamental del autogobierno y de la prosperidad alcanzada.

Particularmente en estos días, en los que está siendo objeto de diversos ataques, que lo tachan por ejemplo de “opaco”. No es posible en la extensión habitual de “El Gráfico de la Semana” poder abordar un análisis en detalle de la metodología de cálculo del Cupo (puedes encontrarla en la página http://elconciertoeconomico.com), pero sí recoger la evolución del importe del Cupo Líquido entre 1981 y 2017 (último Cupo liquidado).

Como puede apreciarse en el Gráfico, los Cupos Líquidos han ido creciendo, como resultado de que, por un lado, iban aumentando los gastos recogidos en los Presupuestos Generales del Estado – con el correspondiente aumento de los Cupos Brutos – y parcialmente compensado por los ingresos no concertados –con el correlativo aumento de las compensaciones – y, por otro, se iban realizando nuevas transferencias de competencias al País Vasco –lo cual originaba una disminución del Cupo Bruto– .

Por el efecto combinado de esos tres factores – y por los propios cambios que experimentó el Concierto Económico en los años que siguieron a 1981, los Cupos Líquidos pagados por el País Vasco al Estado han crecido sustancialmente desde entonces.
.